Artículos sobre el Comité Ejecutivo del Consejo General de Colegios de protésicos dentales de España

Revista 52 Revista 53 Revista 54 Revista 55 Revista 56 Revista 57 Revista 58 Revista 59
Revista 60 Revista 61 Revista 62 Revista 63 Revista 64 Revista 65 Revista 66 Revista 67
Revista 68 Revista 70 Revista 71 Revista 72 Revista 76



Revista: 55
Fecha: 2010 ENERO

CONTESTACION AL ARTICULO PUBLICADO POR EL COMITÉ EJECUTIVO DEL CONSEJO GENERAL DE COLEGIOS DE PROTESICOS DENTALES DE ESPAÑA EN LA REVISTA DENTAL PROTESIS EN EL MES DE SEPTIEMBRE DE 2009, N° 164 EN SUS PAGINAS 22 Y 23, TITULADO " CUANDO SE PIERDE EL RUMBO, LA CABEZA Y ALGO MAS"

¿TAMBIEN PERDIERON LA MEMORIA?

Ya empiezan a resultar patéticos y rayanos en lo cómico los artículos que publica   el  Comité Ejecutivo del Consejo General de Colegios de Protésicos Dentales.
Ahora resulta que también han perdido la memoria y no se acuerdan que los primeros que comenzaron a denostar nuestro colegio fueron ellos. Vamos a ver si les echamos un cable y les ayudamos con algún dato vigorizante que ayude a sus procesos neuronales.
En la Revista del Consejo General, Dental Prótesis, correspondiente a enero de 2009, en la pagina 11 y siguientes venían a decir que el informe de censura de cuentas realizada por el Colegio de Cataluña y del Colegio de Madrid existían "falsedades e inexactitudes" cosa que no es cierta puesto que lo que contenía el informe del Colegio de Madrid referente a la censura de cuentas eran 21 incidencias o irregularidades en las que dos de ellas, se consideran graves sobre el cierre de cuentas que ustedes habían hecho y por ello, determinaron iniciar las correspondientes acciones legales que estamos esperando para poder demostrar la veracidad de nuestro informe y poder demostrar la calaña de las personas que pretenden gobernar indefinidamente a los diversos Colegios de Protésicos Dentales de España. Así mismo en la revista del Consejo General, Dental Prótesis correspondiente a  marzo de 2009 se publico un articulo titulado "Carta abierta a todos los Colegiados, especialmente a los de Madrid".  En dicho articulo el Consejo General, no solamente informo sobre la situación política contradictoria entre colegios, cuestión sana y  razonable la de información; Lo que hizo, además, fue iniciar un camino de vejación institucional y personal a nuestro Colegio y respecto a ciertos componentes del mismo.

Dicha conducta fue imprudente en la medida que inicio un camino dialéctico de denostación y agravio constante. ¿Ya van recordando?.

El Colegio de Madrid, tan solo ha contestado a los diversos artículos y lindezas publicadas y nacidas de la enjundia de un Comité Ejecutivo, que no ha sabido ni podido encajar su fracaso político e institucional.

Madrid no tiene la culpa de la perdida progresiva de apoyos políticos y de Colegios que tiene el Órgano Ejecutivo del Consejo General.

Madrid, tan solo utilizo los mecanismos legales al entrar en oposición al Comité Ejecutivo del Consejo General. Es innegable que surgió un conflicto de intereses. Ante ello las neuronas que conducen nuestra profesión (Mejor dicho que intentan conducirla mientras ahondan y provocan más desasosiego en todo el colectivo), cometieron el craso error de hincar el camino de la vituperación pública. Si los cargos del Comité del Consejo General estuvieran de verdad en la brecha de los problemas deberían haber iniciado el camino lógico y natural del dialogo, en vez de poner verde a los Colegios que no les gustan u osan a hacerles frente.

Si quieren seguir el camino de la denostación, será por propia decisión del que no sabe o no puede arreglar las cosas de otra forma y en este sentido ya han demostrado sobradamente  su incapacidad en todos los aspectos de su gestión, comenzando por la falta de obtención de unos estatutos definitivos, que era su principal objetivo, y que tras mas de 5 años aun siguen en el horno y terminando en la discordia que van provocando progresivamente en los diversos Colegios.

El Colegio de Madrid tan solo intenta defenderse en los terrenos pantanosos en los cuales parece que le gusta al Comité Ejecutivo del Consejo General llevar sus problemas y conflictos. Nos parecería saludable y deseable que dejaran de atacar públicamente a este Colegio y a los demás que son objeto de sus iras y contrariedades. El fruto seria que las cosas quizás volverían al terreno del dialogo institucional y abonarían el terreno para que la respuesta de los diversos Colegios pudiera ser constructiva en vez de  de generar constantemente discordia, malestar y conflicto.

<p>En cuanto a la alusión que hace el Comité Ejecutivo del Consejo General de que el conflicto con Madrid se debe a una cuestión personal hemos de decirles de nuevo que sigan haciendo un poco de memoria y no simplifiquen los problemas al absurdo.</p>

Cuando Madrid todavía  componía su Comité Ejecutivo, comenzó a ser puenteada en diversos sentidos, así a titulo de ejemplo no se le suministraba información solicitada, se le denegaban actas, se cambiaban partidas presupuestarias sin su conocimiento, tal como nos informo en una ocasión el asesor económico del Consejo. Todo esto ya se expuso con claridad en la revista Capital Dental nº 53 pagina 32, en la cual se halla todo documentado para todo aquel que quiera  comprobarlo.

Si ustedes quieren denominar a todo eso cuestiones personales háganlo, pero lo cierto es que su capacidad de credibilidad se halla totalmente disminuida máxime cuando se aferran a autoperpetuarse en sus cargos de forma indefinida y cuando  alguno de los protésicos que trabajan para dicho comité tiene un contrato económico bastante sustancioso, ¡Eso si que es interés personal!. Parece que hay una obcecación personal por no mirar por el bien común y  de que haya regeneración democrática en el Consejo General no queriendo convocar elecciones tras mas de cinco años de mandato, a pesar de habérselo solicitado la mayoría de los Colegios y habiendo vulnerado el reglamento de la asamblea al no  tratar dicho asunto aludiendo a un articulo de los estatutos provisionales. Los Estatutos provisionales de nuestro Consejo aunque no regularon las elecciones periódicas, si establecieron la disolución del Comité Ejecutivo en cuanto se aprobasen los Estatutos Definitivos; En el espíritu de dicha norma latía la provisionalidad de Dicho Comité y el hecho de que los Estatutos Definitivos serian aprobados de forma rápida; Pero este Órgano en vez de gestionar eficazmente la aprobación de esos Estatutos Definitivos, y pasar a una regeneración democrática mediante elecciones, nos mantiene a todos en el oscurantismo de su gestión. El resultado es que ni tenemos  Estatutos Definitivos ni elecciones. El problema es que cuando se elaboraron los Estatutos Provisionales de nuestro Consejo General, a nadie se le ocurrió pensar que podría existir un Comité Ejecutivo tan sumamente inoperante que nunca conseguiría la aprobación de nuestras normas definitivas y que por ende nunca se disolvería. Estamos ante una situación anómala y extraordinaria y de "lege ferenda" esto es, por analogía con la legislación electoral común se deberían convocar elecciones pues no resulta razonable que un Órgano nacido como provisional pueda durar más que los Órganos definitivos.   Algunos de los miembros del Comité Ejecutivo del Consejo General ya comentaron en su día, que lo mejor para solventar la situación era convocar elecciones, pero ya vemos que su palabra no vale para nada puesto que cuando se lo han propuesto su respuesta fue "de aquí no nos mueven ni a cañonazos", y ahora aluden que lo único que les mueve es la defensa de los intereses de la mayoría de los protésicos, como si ustedes tuvieran la mayoría y supieran lo que quiere la mayoría, cuando jamás han querido entrar en un debate monográfico sobre los problemas que aquejan a la profesión a pesar de que este colegio lo ha solicitado por tres veces en los últimos cinco años, haciendo caso omiso a poder debatir y ver esa realidad.

Una vez  más terminan con las amenazas de denuncias que solo denotan una debilidad absoluta y ello nos recuerda cuando hace años, este Colegio, defendía en diversos artículos y publicaciones, los derechos que tenían los protésicos y los usuarios de la prótesis. Ante ello los dentistas, que nos consideraban como meros auxiliares y que la factura del protésico no se podía dar directamente al paciento, hicieron listas negras de personas de este Colegio y nos denunciaron. Con el  tiempo se ha podido ir viendo que  no solo hemos ganado en esas denuncias sino que además han tenido que admitir que el protésico es un profesional independiente y que el usuario de la prótesis tiene derecho a la factura separada o directa del protésico. Por todo ello nos repugna que este deslegitimado Comité Ejecutivo del Consejo General quiera hacer  igual que hicieron en su día los dentistas, distinciones entre protésicos buenos y protésicos malos, cuando cada uno de los representantes de los colegios que van a ese Consejo se han sometido a elecciones y tienen la aprobación y el respaldo de sus colegiados. Y ello es así les guste a ustedes o no.

Como ya decíamos  ¡cuando se pierde el rumbo, la cabeza …y además la memoria! Solo cabe la dimisión de quien no tiene el apoyo ni puede aglutinar a la mayoría de sus miembros.

Por lo tanto ustedes pasaran a la historia como "Los del Sillón" ¡QUE VERGÜENZA!. ¡No conviertan nuestro Consejo General en el germen de una dictadura!

Como dijera Platón, padre de la democracia: "En los gobiernos que no existe democracia acaba reinando tarde o temprano la tiranía y la corrupción".

La Junta de Gobierno del Colegio profesional de protésicos dentales de la Comunidad de Madrid


PD: En sentido estricto la Democracia es un sistema de organización, en el cual las decisiones colectivas son adoptadas por la mayoría, mediante mecanismo de participación directa, generalmente en elecciones, que le confieren Legitimidad al  representante.

 

volver a inicio